ASERRÍN, 5 USOS QUE TE SACARÁN DE APUROS…

Ese polvo que se desprende de la madera al aserrarla, no te imaginas cuanto te puede llegar a servir en tu vida cotidiana. Hoy, queremos que sepas todos los usos que tiene el aserrín en el hogar, saberlos te facilitará muchas cosas.

#1 Quitar manchas de pérdida de aceite del carro

Si al sacar el carro del garaje ves una mancha de aceite en el suelo, no te preocupes en pensar cómo quitarla. Espolvorea bastante aserrín sobre la mancha y déjalo allí como mínimo una hora, puedes subirte al carro e ir a hacer tus diligencias que al volver a casa la mancha (o al menos la mayor parte de ésta) habrá sido absorbida por el aserrín.

#2 Fortalecedor de plantas

¿Has probado de todo para que las plantas del jardín crezcan fuertes y hermosas, pero nada parece dar resultado? Prueba con el aserrín, solo tienes que mezclar un poco de aserrín con estiércol o con un aditivo con nitrógeno y utilizarlo como abono en la tierra de las plantas. Al cabo de unos días notarás que las plantas lucen más fuertes.

#3 Mezcla para rellenar los agujeros en la pared.

El aserrín es un excelente ingrediente para formar una pasta con la cual rellenar los agujeros en la pared o en las tablas de madera. Prepara una mezcla de aserrín con un poco de pegamento y masilla, cuando tengas la mezcla pronta solo tienes que esparcir un poco en el orificio que quieres cubrir. Para darle a la pared un acabado perfecto, lija la superficie y pinta.

#4 Herbicida natural

El aserrín es un gran herbicida natural; es decir, también sirve para impedir que crezcan malas hierbas en el jardín. Para usarlo como herbicida puedes, por ejemplo, esparcir aserrín sobre los bordes de las pasarelas que hacen de camino desde la entrada de tu casa hacia el jardín. Tu jardín se mantendrá en excelentes condiciones.

# 5 Masa de aserrín en colores para niños

Las manualidades son una de las mejores maneras de estimular la creatividad de los niños. Puedes probar con preparar una masa de aserrín en colores, perfecta para que echen a volar su imaginación y hagan lo que quieran con ella.

Ingredientes:

  • Una taza de aserrín bien fino
  • Una taza de pegamento o cola líquida
  • Colorante de cocina del color que prefieras o tengas a mano

Preparación:

Coloca el aserrín (recuerda conseguir uno lo más fino posible) en un recipiente. Comienza a añadir el pegamento líquido, donde habrás añadido el colorante, y revuelve bien hasta que los ingredientes se integren por completo.

La mezcla debe quedarte como si fuera una masa maleable, suave, que no se pegue demasiado a las manos.

Por supuesto, esto se maneja con más o menos aserrín.

Deja secando posteriormente sobre un papel de periódico.

Luego no hay más que darle la forma deseada y dejar secar por completo. Allí será cuando se endurecerá por completo y tomará el aspecto que se le ha dado finalmente.

Puedes terminar el diseño con un lijado (con lija fina) para pulir detalles y también una mano de barniz para el brillo.

Compartir Articulo